# Tags
#Política #Portada

Entrada en vigor de nueva ley antiinmigración en Florida, retroceso para los derechos humanos de la comunidad hispana en EUA

El vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), Benjamín Robles Montoya, lamentó la entrada en vigor de una nueva ley antiinmigración en Florida, Estados Unidos, misma que significa un grave retroceso para los derechos humanos y un nuevo atentado de los republicanos contra la comunidad hispana que vive en la Unión Americana.

Al respecto, el diputado federal consideró que la denominada Ley SB1718 es uno más de los tantos actos cometidos por republicanos, en los que utilizan a migrantes como carne de cañón para sembrar simpatía en el electorado más conservador, racista y xenófobo de su país y lo siguen usando como objeto electorero de la manera más inhumana y deleznable, con absoluto desprecio a sus derechos y dignidad.

Denunció que el gobernador de ese estado, Ron DeSantis, en sus aspiraciones presidenciales, ha tratado de vender la idea a sus ciudadanos de que existe una invasión de migrantes, que pone en riesgo la seguridad nacional y soberanía de EUA y, con esta ley, pretende demostrar que tiene la firmeza para resolverla, no sólo endureciendo acciones contra migrantes, sino también flexibilizando la portación de armas de fuego.

“Para DeSantis y como buen fanático de extrema derecha, son más peligrosos los migrantes que las armas de fuego, aun cuando claramente, la verdadera crisis en la Unión Americana es la libre venta y uso de armas que, diariamente, causan miles de muertes por tiroteos en calles, centros comerciales, cines y escuelas”, señaló.

El congresista por el estado de Oaxaca, reiteró que, gente como DeSantis, son los verdaderos responsables de las miles de muertes en Estados Unidos a causa de armas de fuego, incluidas las de niñas y jóvenes en colegios y universidades; lamentó que, entre los destinatarios de su discurso de odio y xenofobia, estén aquellos que nacieron en suelo norteamericano, de padres migrantes, sobre quienes ha dicho que no tienen derecho a la ciudadanía.

“DeSantis pasa por alto que su ley significará un golpe a la economía de su estado ya que impactará negativamente en industrias como turismo, agricultura y construcción, en las que los migrantes son la principal fuerza de trabajo. Mi solidaridad con nuestros hermanos en Estados Unidos que están alzando la voz; la historia ha demostrado que racistas y xenófobos no son recordados como héroes, sino como villanos que terminan en el basurero de la historia”, concluyó.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *